Cuida tus pies

Cuántas de vosotras tenéis unos pies secos, con durezas o grietas y mal cuidados?

Seguro que no olvidais poneros crema hidratante en la cara o en el cuerpo después de la ducha, pero los pies son muchas veces los grandes olvidados.
Absorta en estas profundas elucubraciones me encontraba ayer, cuando decidí hacer algo para remediarlo. Antes de acostarme seguí los pasos que describo más abajo y, la verdad, es que esta mañana mis pies parecen otros.

Esto es lo que necesitas:

– Una palangana o recipiente grande, en la que quepan tus dos pies enteros. También puedes usar el bidet.
– Una toalla
– 1/4 de vaso de sales epsom. Son sulfato de magnesio, y se pueden comprar en las herboristerías. Si no las encuentras, existen en la farmacia algunos productos específicos para pies.
– Unas gotas de aceite de lavanda
– Una piedra pomez
– Una crema hidratante específica para pies, o si no una de manos sirve igual
– Film transparente (rollo de plástico del de envolver bocadillos)
– Unos calcetines

Y esto es lo que tienes que hacer:

– Llena con agua bien caliente la palangana o recipiente, y añádele las sales epsom y las gotas de lavanda.
– Sientate de manera que estés cómoda y puedas poner los pies dentro del agua. Acuérdate de dejar los demás utensilios a mano, y poner la toalla en el suelo si no quieres mojar nada.
– Mete los pies en el agua y relájate durante 15 minutos
– Saca uno de los pies y frótalo con la piedra pómez, poniendo especial atención a los talones y las zonas más resecas y estropeadas. Vuelve a meter el pie en el agua mientras te arreglas el otro.
– Secate ambos pies con la toalla, y aplica una generosa capa de crema hidratante.
– Envuélvelos con el film sin apretar demasiado y ponte los calcetines encima.
– Ya puedes acostarte. Por la mañana verás qué suaves tienes los pies. Para casos extremos, puedes volver a repetir el proceso la noche siguiente. Si no, bastará con que lo hagas una o dos veces al mes.

¿Lo has probado? Cuéntanos qué tal te ha ido!

Indispensables del verano

El verano ya está a la vuelta de la esquina. Aunque con la famosa crisis no nos podamos ir a Tailandia o a las playas del Caribe, nadie podrá negarnos unos cuantos días tumbadas al sol. Y si en algo no podemos escatimar gastos es en el cuidado de nuestra piel. Disfrutar de los rayos del sol no es incompatible con nuestra salud, siempre que cumplamos una serie de reglas básicas.

Así que hoy vamos a hacer un repaso de los productos que no deben faltar en nuestro neceser durante los próximos meses.

Loción de protección solar

Por supuesto, si hay un potinge fundamental para el verano, es la crema de protección solar. Proteger nuestra piel de los rayos nocivos es vital para evitar el cáncer y las arrugas prematuras. Mi consejo es utilizar un índice de protección 50 para la cara y 30 en el resto del cuerpo, al menos durante los primeros días.

Crema autobronceadora

Aunque el tono de piel pálido cada vez tiene más adeptos, a muchas nos sigue gustando vernos bronceadas durante todo el veranito. La mejor manera de conseguirlo, y de manera prácticamente instantánea, es recurriendo a los autobronceadores. En los últimos años han mejorado notablemente y ya no nos dejan la piel anaranjada, sino que el resultado es muy natural siempre que nos lo apliquemos correctamente.

Gel de aloe vera

Es mi producto favorito para calmar mi piel tras una jornada de sol. El aloe vera refresca, calma y regenera el cutis y encima es barato. Yo también lo uso después de la depilación, y así evito las rojeces.

¿Cuáles son tus indispensables para el verano?

Remedios contra los puntos negros

Hace ya algún tiempo os hablé del acné y de cómo librarse de él. Hoy voy a complementar esa información con algunos remedios caseros que te ayudarán a combatirlo.

No necesariamente hay que sufrir de acné para que en ocasiones nos salgan granitos y puntos negros en la cara, así que este remedio será especialmente útil cuando la cosa no sea tan grave como para consultar a un dermatólogo.

El bicarbonato

cómo combatir los puntos negrosCasi todas solemos tener este producto tan versátil en nuestra casa; seguro que alguna vez lo has usado para combatir la acidez estomacal, para blanquear tus dientes o como anti-manchas. Pues he aquí un uso más que añadir a la lista.

Para combatir los puntos negros, necesitaremos menos de la mitad de una cucharadita de bicarbonato, mezclado con unas gotas de agua hasta formar una pasta. El resultado es ligeramente abrasivo, e idóneo para exfoliar la piel. Deberás usarlo sobre la zona afectada, realizando un suave masaje, y aclarando con agua después. Una vez a la semana será suficiente.

El tomate

cómo combatir los puntos negrosEl tomate contiene ácido que aplicado sobre la piel elimina las células muertas. Esto nos ayudará a mantener a raya los puntos blancos, y a evitar que los negros se conviertan en granitos.

Puedes aplicartelo simplemente cortando una rodaja y frotándolo sobre la nariz o la zona donde tengamos el problema. Otra opción es machacar la pulpa hasta formar una pasta y ponerlo sobre las espinillas durante unos 10 minutos, antes de aclarar con agua.

Estee Lauder contra el cáncer

La firma de cosméticos Estée Lauder, en su compromiso con la lucha contra el cáncer de mama, ha puesto a la venta una serie de productos exclusivos en edición limitada.

Por si no lo sabíais, Estee Lauder es una empresa estadounidense que engloba varias marcas, siendo Aveda, Bobbi Brown, Clinique, la propia Estée Lauder, La Mer, MAC, Origins y Prescriptives las más conocidas.

Estas ediciones limitadas están en las tiendas desde el pasado 10 de octubre, y los beneficios que se obtengan irán destinados íntegramente a The Breast Cancer Research Foundation. Todos los productos incluidos en la campaña se distinguirán fácilmente por llevar el símbolo del lazo rosa contra el cáncer de mama.

productos estee lauder en edición limitada

Evita el cabello encrespado

Uno de los problemas de pelo más comunes entre las mujeres es el encrespamiento. Aquellas que lo sufren sabrán que, prácticamente, es imposible conseguir un peinado perfecto en el que nada se mueva de su sitio. Cuando el cabello se encrespa, además, parece que no hay forma de hacerle frente; sin embargo, si acudimos al origen del problema podremos buscar la solución más sana y efectiva para nuestro pelo.

El encrespamiento se produce cuando la cutícula capilar no tiene sus escamas lisas y dispuestas correctamente. Entonces, éstas tienden a enredarse entre sí, acumulan electricidad estática y es más difícil peinarse. Si tu cabello, bien sea liso o rizado, suele encresparse con facilidad y, a menudo, se ensortija ante ciertos factores como la humedad, lo que debes hacer es reorganizar la fibra capilar.

evitar el cabello encrespado

¿Y cómo lo conseguimos?

En primer lugar, es fundamental hidratar el cabello y acondicionarlo adecuadamente con artículos específicos para ello. Una buena mascarilla de pelo, que lo suavice y nutra, no puede faltar en cada uno de tus lavados. Por otra parte, recomiendo el uso de productos que estén destinados a la disciplina del pelo, como los de la línea L’oreal Professionnel (“Huile Oiliss”) o los de Fructis anti-encrespamiento, que no necesitan aclarado.

Otros consejos:

Si tienes el pelo rizado evita cepillarlo con peines que no sean adecuados para cabellos ondulados o con rizos. Con espuma también contribuirás a disminuir el encrespamiento. Si lo tienes liso puedes usar cremas alisadoras, pero debes asegurarte que sean efectivas, que no apelmacen y que no dejen el pelo graso.

En ambos casos debes tener cuidado con el secador, que es una de las causas fundamentales que debilitan la fibra capilar. No lo uses con excesiva frecuencia y no te olvides de poner el cabezal.