¿Estudias en la Universidad? Sácate unos euros

¿Te gustaría ganar dinero trabajando desde casa? Quiero presentaros una nueva plataforma para poder conseguir unos euros extra, que nunca vienen mal.
Se llama Mylittlejob. Para apuntarte necesitas hacerlo con tu correo electrónico de la universidad, ya que es sólo para estudiantes universitarios.

my-little-job

Es una empresa alemana, y hace poco han abierto el registro para estudiantes españoles. Se ofrecen mini trabajos, que no te van a hacer millonaria, pero sí conseguir algo de dinero para el fin de semana o comprar ropa.

Te puedes apuntar en Mylittlejob. Rellenas tus datos, y luego hay que hacer una especie de test, en el que no deben ser muy exigentes, porque yo creo que he fallado un montón y aún y todo lo he pasado. Después, te empezarán a llegar ofertas de trabajo a tu correo, que puedes aceptar o no, según te interese.

Espero que os sea de interés!

Trucos para ahorrar dinero

Estamos en diciembre, el mes de los gastos por excelencia. Todas queremos darnos algunos caprichos durante estas fiestas, hacer regalos a la familia y amigos y comprarnos un vestido precioso para celebrar la Nochevieja.

La única manera de poder afrontar estos gastos extra es el intentar ahorrar dinero el resto del año, y muchas veces esto es más fácil de lo que parece. Sólo hay que tener un poco de cuidado, así que os paso a contar los trucos que yo uso para llegar a fin de mes:

  • Abre una cuenta en un banco por internet:

    Los bancos que operan por internet apenas tienen gastos, y además te ofrecen cuentas con altos intereses. A esto se suma la comodidad que supone poder realizar las operaciones online.

    El primer banco que probé fue ING Direct. Abrí una cuenta en la que ponía cada mes algo de dinero para ahorrar, mientras que seguía utilizando un banco tradicional para la operación diaria.

    Sin embargo, ahora he abandonado por completo los bancos tradicionales, y para cobrar la nómina, pagar recibos y demás me he cambiado a Openbank. Tiene la ventaja de que puedes utilizar la red de oficinas de Banesto para ingresar y retirar tu dinero. Además, ahora mismo por abrir una cuenta te ofrecen un depósito mensual de bienvenida al 11%, por lo que si tienes algo ahorrado te puedes sacar unos cuantos euros de interés (puedes abrir una cuenta y contratar el depósito aquí).

  • Haz la compra en supermercados baratos:

    Es increíble la cantidad de dinero que puedes ahorrar si haces la compra en sitios como el Lidl, el Dia o el Aldi.

    Es verdad que no tienen el mismo surtido de productos que otros supermercados más caros, pero intenta comprar la mayor parte de las cosas en estos sitios baratos, y visita una vez al mes otro hipermercado más caro para comprar las cosillas que te falten. Además, hay ciertos productos como los yogures, que son mucho mejores en los super baratos.

    Tanto el Lidl como el Aldi publican en sus webs las ofertas semanales, y puedes encontrar auténticos chollos.

  • Cuidado con los pequeños gastos:

    Haz la prueba de calcular cuánto dinero se te va al mes en los pequeños gastos que parecen que no suponen nada. El café a media mañana, las cervezas por la tarde, y el comer fuera de casa son algunos de los gastos que se van acumulando sin que uno se dé cuenta.

    Intenta cambiar tus hábitos, y tanto tu bolsillo como tu salud te lo agradecerán.

  • Compra fuera de temporada:

    Aprovecha las rebajas para renovar tu vestuario. Aunque hay veces que es difícil resistirse, si esperas hasta las rebajas en vez de comprar la ropa a principios de temporada, ahorrarás un montón de dinero. Cuando veas algo que te guste en alguna tienda, apúntalo y espera hasta las rebajas, porque tienes muchas posibilidades de encontrarlo a mitad de precio.

    Y si eres de las que cada año almacena ropa usada tan sólo un par de veces, cuídala bien y véndela después en eBay. El dinero que te saques podrás utilizarlo en renovar tu vestuario.

Lleva tu contabilidad de manera sencilla

Hace tiempo que estaba buscando un programa para llevar la contabilidad doméstica, y así controlar un poco en qué me gasto el dinero.

He probado diversos programas, pero todos son demasiado complicados para lo que yo necesito. Yo simplemente quería algo para sustituir las anotaciones en mi agenda.

Pues bien, acabo de descubrir Gastus, una herramienta web gratuita con la cual podrás controlar tus gastos.

Su utilización es extremadamente sencilla. Primero debes darte de alta en la aplicación, eligiendo un nombre de usuario y una contraseña. Luego, debes especificar los distintos tipos de gastos que tienes (transporte, hogar, ropa….), y éstos, dividirlos a su vez en conceptos. Ya sólo te queda ir anotando las cantidades que gastes diariamente para poder controlar su evolución.

La principal ventaja de este sistema vía web es que no dependes de un software instalado en tu computadora, sino que puedes acceder a tu contabilidad desde cualquier ordenador con una conexión a internet. De esta manera, puedes apuntar y controlar tus gastos desde casa, la oficina o incluso, cuando estés de vacaciones, desde un cibercafé.

Si buscas algo sofisticado, probablemente Gastus no va a cubrir tus expectativas. Pero si por el contrario, para ti prima la sencillez por encima de todo, seguro que esta aplicación te resulta muy útil.

Nota: A día de hoy (septiembre, 2010) Gastus ya no está en línea, así que me tendré que buscar otro servicio para sustituirlo.